miércoles, 11 de mayo de 2011

La Atlántida, ¿desapareció bajo un tsunami?





Un equipo internacional de investigadores argumenta que la mítica ciudad perdida de la Atlántida estuvo al noroeste de Cádiz y fue arrasada por un tsunami. Cádiz, España. 
Durante siglos, desde el tiempo en que el filósofo griego Platón narra su historia en sus Diálogos Critias y Timeo, la leyenda de la Atlántida ha fascinado a los hombres de todo el mundo. Aquella magnífica ciudad que, según el relato, se encontraba frente a los Pilares de Hércules –así se llamaba en la Antigüedad al estrecho de Gibraltar– era una potencia naval que, hace 11.000 años, conquistó numerosas regiones del oeste de Europa y el norte de África. La fabulosa ciudad, construida por el dios Poseidón, llena de riqueza y esplendor, cayó en desgracia y fue castigada por sus males y en “un día y una noche terribles… desapareció entre las profundidades del mar”. Durante la Edad Media, el relato se perdió en la oscuridad de los tiempos, para resurgir durante el Renacimiento, e inspirar numerosas obras de la época. Sin embargo, como ocurrió con Troya durante siglos, la Atlántida fue siempre considerada un mito, y su historicidad descartada por completo. De todas maneras, así como en 1871 Heinrich Schliemann demostró que Troya había existido realmente, cientos de aficionados y no tanto han tratado de probar la existencia histórica de la Atlántida y de ubicar el lugar en que podría haber estado. El ejemplo más reciente fue el del ingeniero aeronáutico inglés Bernie Bamford, quien en 2009 dijo haberla encontrado usando el Google Ocean y el GoogleEarth, pero resultó ser un mapa del suelo oceánico.

La mayor parte de las teorías postulaban la ubicación de la ciudad perdida en el océano Atlántico o en el Mar Mediterráneo. Otras, más delirantes, la situaban en lugares tan dispares como los Andes, Indonesia y hasta la Antártida. En 1922, el arqueólogo alemán Adolf Schulten sugirió que la Atlántida bien podría haber sido Tartessos, una ciudad costera de la Península Ibérica, ubicada junto a la desembocadura del río Guadalquivir, que extendió su influencia cultural en el triángulo formado por las actuales provincias españolas de Huelva, Sevilla y Cádiz. Pues bien, esa región es la que eligió un equipo internacional de geólogos y arqueólogos dirigido por el profesor norteamericano Richard Freund, y respaldados por la National Geographic Society de Estados Unidos, para tratar de ubicar la Atlántida. Y, tras dos años de arduo trabajo, dicen haber logrado su objetivo.
Parque nacional
Con la ayuda de fotografías de satélite, radares capaces de penetrar la tierra, cartografía digital y tecnología submarina, los arqueólogos creen haber detectado el emplazamiento de la Atlántida bajo las marismas del Parque Nacional de Doñana. ¿Dónde se encuentra este parque? Al noroeste de Cádiz, justito frente a… el estrecho de Gibraltar. Pero no es la ubicación lo único que se corresponde con la leyenda: las imágenes satelitales muestran unas estructuras rectangulares y varios anillos concéntricos rodeándolas que coinciden con las descripciones de la isla del filósofo griego. Además, los análisis con carbono confirmaron que en las capas correspondientes a la Edad de Bronce hay señales de que hubo una violenta tormenta o un tsunami en la zona hacia el 2500 a. C., que es la fecha en que los historiadores estiman que puede haber existido la Atlántida histórica. Para Freund, “resulta bastante difícil entender que un tsunami puede arrasar hasta más de 90 kilómetros tierra adentro pero de eso, más o menos, es de lo que estamos hablando”. ¿Será? Por lo pronto, los investigadores tienen la intención de volver para realizar excavaciones tanto en la zona del Parque de Doñana como en las misteriosas “ciudades monumento” construidas siguiendo el peculiar trazado circular de la Atlántida detectadas más hacia el centro de España.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Traductor de Toronjil